A Tiro de Piedra / Por Julian Santiesteban /
A Tiro de Piedra / Por Julian Santiesteban /

Menos de un mes transcurrió desde que el empresariado turístico nacional demandara al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, recursos para la promoción de los destinos nacionales, que desde el Congreso federal llegara la respuesta: La desaparición del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM); así, sin más, sin ser prioridad ni estar contemplado con anterioridad en la agenda legislativa, simplemente para evitar futuras “incomodidades” a quien hoy gobierna.

Apenas el 07 de abril pasado, los gobernadores integrantes de la Comisión de Turismo de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), reunidos en el Tianguis Turístico de Acapulco, plantearon al titular de Turismo nacional, Miguel Torruco Marqués, la urgente necesidad de destinar recursos para promoción turística, pues para el año en curso no se asignó partida alguna desde el Congreso, manteniendo al CPTM como un organismo prácticamente desaparecido; pues bien, ayer desapareció formalmente; así, porque a “alguien” se le ocurrió.

En el Tianguis, el presidente de la Asociación Nacional de Cadenas de Hoteles (ANCH), Luis Barrios Sánchez, insistió al Presidente Andrés Manuel López Obrador que no descobije al sector y que lo apoye con los recursos necesarios para la promoción turística del país, específicamente, con 125 millones de dólares para realizar las tareas de promoción en el exterior y preservar la presencia del país, recursos que no llegarán.

En la determinación de ayer, dos diputados federales quintanarroenses de Morena mostraron congruencia con la actividad principal de su entidad y votaron en contra: Jesús Pool Moo y Mildred Ávila Vera; los demás: Patricia Palma Olvera, Francisco Elizondo Garrido, Adriana Teissier y Ana Patricia Peralta, simplemente no se presentaron al recinto; pero quien debe las mayores explicaciones a los turisteros es el diputado Luis Alegre Salazar, presidente de la Comisión de Turismo en San Lázaro y aspirante desde ahora a la gubernatura quintanarroense. Ciertamente, el hartazgo social define elecciones, pero también la influencia de los “señores del dinero” tiene profunda incidencia… esperemos pues conocer la manera en que se compensará el golpe dado. Acciones concretas, no discursos vacíos.

Ahora bien, la desaparición del CPTM impacta a todo el sector turístico de México, pero Quintana Roo sigue siendo el destino más importante de Latinoamérica y por ello es que el impulso desde el estado para que la instancia más importante de promoción sea desaparecida parece –por lo menos- un contrasentido, y más allá, no se conoce hasta ahora alguna acción en favor de la entidad, que haya sido promovida por los que hasta ahora insisten en ser los promotores de la cuarta transformación republicana; el dictamen para desaparecer el órgano señalado ha pasado ya al Senado, habrá que ver ahí la actuación de los representantes quintanarroenses.

COMENTARIO MORBOSO

A propósito de incongruencias gubernamentales, en octubre del presente año, concretamente del 25 al 27 de octubre, se realizará en Pachuca, Hidalgo, lo que hasta el año anterior se llamó la Feria de Pueblos Mágicos y que desde ahora será “Tianguis de Pueblos Mágicos”; según Miguel Torruco Marqués, se “elevará el nivel y la calidad” de lo que fueron los eventos anteriores y que la empresa responsable de organizar el evento será CREA, por su experiencia en organización de eventos ¿estaremos viendo el surgimiento de las “empresas del sexenio” en la Cuarta Transformación?

Lo destacable, sin embargo, es que para el evento el gobierno federal tampoco entregará recursos, sino que establecerá un “esquema de patrocinios”, tal y como lo reconoció el gobierno de Hidalgo; luego entonces, el esquema es el mismo: “Adornarse” con lo hecho por los demás, sin que el gobierno federal invierta recurso alguno; así cualquiera presume logros; así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.